OHANA SIGNIFICA FAMILIA, FAMILIA QUE NO SE OLVIDA Y QUE SIEMPRE ESTARÁ JUNTA.
Nos querremos mas que a nadie pa' que no corra ni el aire entre tú y yo.

lunes, 26 de noviembre de 2012

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Tango suicida.

Un último baile, un último adiós, la última de las despedidas. El tango de la muerte, el tango del recuerdo. La última (única) ocasión que disfrutaremos el uno del otro, ¿luego? sólo se ve un largo camino de tierra, polvoriento. Nos lo debíamos mutuamente, no volveríamos a saber de nosotros, y eso nos llenaba la cara de lágrimas, y la voz de ternura. Nos miramos y todo lo que no habíamos querido contar salía a relucir en estos momentos ya se veía el tren al final de la vía, "te quiero" susurró rozando mi oreja, "ahora no por favor" fue mi única contestación. Podíamos suavizarlo con mentiras ("esto no es un adiós, es un hasta pronto", "volveremos a vernos" o "la luna que hay en el cielo será la misma para ti que para mí), pero no queríamos, vanas palabras que pretendían esconder la jodida realidad. ¿Echar de menos? Después de las primeras copas eso pasará un segundo plano.

El tren paró delante de nosotros, nos miramos fijamente, y nos despedimos sin adornos. Subí a él sin mirar atrás, vagón número 13, miré fuera del cristal y te vi marchar, con esos andares tan extraños y con tu peculiar manera de volverme loca.
Empezó a moverse, a alejarse de lo que en apenas horas sería un pasado, corto, pero un pasado más, todo quedaría en la nada, y nada sería lo que me llevé de allí.


"Me voy pero no llores, tú no estés triste, me largo porque no soy tu mejor opción, prefiero no ver tus ojos al despedirme, ya seré feliz en otra canción."

lunes, 19 de noviembre de 2012

Quiero que me acompañes, que me beses, que me arañes, depende de la ocasión.

El mundo gira en torno a las probabilidades, y si alguna cosa se cumple siendo sus probabilidades muy pequeñas decimos que es cosa del destino, pero el destino en mi opinión es una ciencia muy poco exacta, no sé que ha sido lo que me ha llevado hasta ti ni lo que te ha traído hasta mí, tampoco me interesa demasiado, me basta saber que tú estarás ahí, aguantando mis locuras, mis ganas locas de ti, mis rarezas, mis ideales, mis rabietas, mis mordiscos, para aguantarme la mirada. Para hacerte cosquillas y que me las devuelvas, para estar lo más lejos a tu lado, cerca de ti. Y que sigas aceptando mis estúpidas apuestas y sonriendo cuando me río. Que juegues con mi pelo y me acaricies mientras llueve ahí fuera. Que sepas soportar mi lado más infantil, mis manías, y todos (o casi) mis defectos, que no son pocos. Que me des los buenos días cada mañana sabiendo que conseguirás arrancarme una sonrisa más.
Siempre creí ser una bala perdida, casi nada me importa, casi no presto atención al mundo y lo vas cambiando. (D)igamos, que eres distinto, diferente, de otra manera, creo que me entiendes.


miércoles, 14 de noviembre de 2012

Si no nos dejáis soñar, no os dejaremos dormir.


"El pueblo no debería temer a sus gobernantes, los gobernantes deberían temer al pueblo." Seguirá nuestra venganza.
V de Vendetta.

El peor enemigo de un gobierno corrupto es un pueblo culto.




















domingo, 11 de noviembre de 2012

When will I see you again?

"¿Cuándo te volveré a ver?" Fue su primera pregunta después de salir de su cama y ponerme mis vaqueros verdes. Ambos sabíamos la respuesta, nos podíamos volver a ver, pero no de la misma manera y a ambos nos sabía a poco un simple recuerdo. No encontraba mi camiseta, ni recordaba donde la había dejado por la noche. ¡Ah, ya me acuerdo! Fui al baño y me puse la camiseta, me miré al espejo y sacudí un poco mi pelo, ya tenía su aspecto habitual, alegre y desordenado, iba muy a juego con mi personalidad. Él no había dejado de mirarme en ningún momento, salí del cuarto de baño y mis pies tropezaron con la botella de tequila. Por un momento recordé las risas de por la noche, su "la única chica de todo el bar con una risa tan alta y unos pantalones tan verdes". Y así me fui, en silencio, dejando esa pregunta en el aire, sin besos de despedida, sin más palabras, dejándole como recuerdo el olor de mi perfume.


jueves, 8 de noviembre de 2012

Y notas como jode la distancia.

De mis pestañas hasta tus labios, de tu coca-cola a mi tequila, de tus te quiero a mi libertad, de lo que piensas a lo que hago, de tus carreras a mis bailes, de tus balas a mi revolver, de tus formas perfectas a mi círculo vicioso, de tus necesidades a mis vicios, de tus fiestas a mi cerveza sentada en cualquier bar, de tu alcohol a mis drogas, de tu lógica aplastante a mis delirios locos, de tu cielo hasta mi infierno, de tu eterno San Valentín a mi récord de días vividos, de tus silencios a mi voz alta y firme, de tus recuerdos a mi olvido, de tus fotos a mis cuadros, de tus caricias a mis quedarme sin aliento, de tu colgarte de una nube a mi manía de cantar debajo de la lluvia, de tu simple felicidad a mi eterna sonrisa, de tu marea a mi trasegar, de tu estado de espera a mi dulce introducción al caos, de tus sueños a mi eterno desvelo, de tu perder la cabeza por mi cintura a mi obsesión por verte pasar por debajo del cielo, de tus "Buenos días" a mis mejores noches, de tus campos de otoño a mis tardes de humo y ruido.

De tus poemas a mi rock'n'roll, de tu "por nosotros" a mi álter-ego, de tus besos a mis vicios, de tus manos a mis caderas, de tu colchón a mis sábanas, de tu cama a la mía, de ti hasta mí.

sábado, 3 de noviembre de 2012

La bailo igual contigo que sin ti.

Pero, en realidad, (quiero,) necesito un contigo y a la vez un sin ti. No me apetece alejarnos reduciendo los daños, prefiero noches a solas, nuestros cuerpos rozándose y con capacidad de acumular tanta tensión como para explotar un (el) mundo. Y que a la mañana siguiente al despertar no haya un "Buenos días princesa" ni el café recién hecho de las mañanas, cruzarme contigo por la calle y solo decirte "hola", nunca fuimos los protas de la vida del otro, tampoco nos interesó aprendernos un guión que ni siquiera existió y que probablemente no existirá. Es lo que tiene ser como un par de gatos sin nombre, dos cuerpos vacíos buscando cobijo de la falta de calor, que no echamos de menos pero que nadie nos llenará más allá de cada noche, cuando amanece volvemos a estar vacíos como la botella de ron. Nos miran como a locos, igual lo merecemos, locos por todo, y por nada, por el uno y por el otro, por una noche y unas cuantas canciones de buen rock'n'roll. Vamos resistiendo a todos los roces de temperamento, pero el tiempo siempre jode lo que roza, Cupido se cansa de flechazos sin sentido y sin ángulo concreto. Noches en vela sin velas por la habitación, sin rosas rojas, ni declaraciones al estúpido compás del amor, pensamos en nosotros, y en lo que no era mejor, círculo vicioso, ¿cómo pretendes salir? 
 "De noche, temblando entre sus brazos se me iba la olla."

Que bonito eso de saber que a cada paso que yo dé lo darás tú también.

Siempre así.